Vida

Fundación Fabretto: la educación lo cambia todo

¡Hola chicas! Hoy os voy a hablar de una ONG muy especial con la que colaboro desde hace tiempo: Fundación Fabretto y a la que me unen lazos familiares.

Sé que elegir una organización benéfica con la que colaborar no es algo fácil. Todos cada día nos cruzamos con personas y organizaciones que necesitan ayuda. Y nos gustaría ayudar a todas, pero al mismo tiempo hay que elegir. Uno se vincula además con causas que le llaman especialmente por algo. Y de nuevo, no a todos nos llaman las mismas cosas. Así que lo primero que siempre pienso yo es que hay que respetar a cada uno en aquello con lo que quiere colaborar.

Antes de tomar una decisión debemos recopilar toda la información que podamos: cuál es su causa, en qué países actúa, cómo gestionan sus fondos, referencias de otros socios, etc. Hace unos años decidí colaborar con Fabretto porque mi prima Silvia empezó a trabajar dentro de la ONG. Conociendo a mi prima y su vocación por ayudar siempre a los demás, me dio la confianza para decidir cooperar en lo que estuviera de mi mano. Por eso, os cuento cómo funciona para que podáis decidir si también os llama.

La Fundación Fabretto lleva trabajando más de 60 años en las comunidades más pobres y vulnerables de Nicaragua. Este lugar, a pesar de su belleza natural y cultural, es uno de los países de habla hispana más pobre del mundo, donde casi la mitad de su población se encuentra en situación de pobreza extrema. Más del 50% de los jóvenes no está matriculado en secundaria y el 43% de los niños no tienen acceso a la educación preescolar.

La misión de Fabretto es conseguir que los niños y las familias de las áreas más desfavorecidas alcancen su máximo potencial y puedan tener un futuro mejor. Con ese fin, Fabretto se apoya en la educación para empoderar a niños y jóvenes. La educación les permite romper el círculo de la pobreza en el que viven pero para que sea efectivo se debe adoptar un enfoque holístico. Por esa razón, sus programas involucran a toda la comunidad: padres de familia, maestros, líderes comunitarios y amigos como yo o como tú. Esto es muy importante porque los maestros determinan la calidad educativa y la implicación de los padres repercute directamente en el rendimiento escolar de los niños.

Actualmente, la fundación beneficia a más de 50.000 niños y jóvenes en 9 centros educativos propios y más de 100 escuelas públicas.

Normalmente, unos somos más sensibles a una causa solidaria que a otra. Puede que tú te sientas comprometida con las injusticias contra las mujeres o la reconstrucción de zonas catastróficas… A mí me mueven particularmente las desigualdades en la infancia, quizá porque entiendo la vulnerabilidad de los niños y la importancia de su educación para un futuro mejor.  Por eso, tuve muy claro desde el principio que quería colaborar con ellos.

Si te pasa como a mí, tú también puedes llevar esperanza a un niño en Nicaragua con su programa de apadrinamiento. Con menos de un 1€ al día puedes garantizar una educación de calidad y un almuerzo nutritivo. Lo más importante es que este aporte marcará una diferencia en su vida que durará siempre. No les ayudamos simplemente a conseguir alimentos sino que les damos la oportunidad de terminar la escuela y conseguir los medios para alimentarse por sí mismos. La educación lo cambia todo.

 

Ahora mismo Fabretto busca socios, personas que se comprometan a aportar una cantidad cada mes. La cantidad puede ser lo que cada uno pueda en función de sus posibilidades. Con 25 euros al mes consigues llevar a un niño a la escuela durante un mes y que como a diario. ¿No te parece súper bonito poder dar eso a alguien que vive al otro lado del mundo y ayudarle a vivir mejor? A mí me parece maravilloso, mágico, y a la vez algo que tenemos que hacer porque somos todos parte de un todo. Y lo que pasa allí nos afecta aquí. No podemos vivir como si la otra realidad no existiera porque está ahí. Os animo a haceros socios, pulsando este enlace. ¡Muchas gracias a todas por la ayuda y compromiso! ¡Muchas gracias por pasaros!

2 comentarios en “Fundación Fabretto: la educación lo cambia todo

  1. Querida Belén,
    Muchísimas gracias por tu generosidad y gran apoyo! Estamos muy agradecidos de que formes parte de la familia Fabretto y esperamos que más gente solidaria apoye esta gran causa que cambia las vidas de muchos niños en condiciones muy difíciles en Nicaragua. Un fuerte abrazo. Silvia-Fundación Fabretto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *