Vida

Introducir la lectura a los niños

¡Hola chicas! Aprovechando que estamos dedicando la semana en la cuenta del mini ME TO-DO a hablar sobre Roald Dahl, uno de los autores infantiles que más nos gustan en casa, he pensado que podría responder por aquí una de las preguntas que más me soléis hacer: ¿Cómo haces que tus hijos disfruten de la lectura?

Os adelanto que no es una misión sencilla, ya que al comienzo requiere de mucha atención e insistencia por nuestra parte. Siempre he pensado que cuando los niños no hacen algo, el problema lo tenemos los padres. Cuando los padres nos ponemos las pilas y ponemos el foco en lo que queremos que nuestros hijos cojan como hábito, ellos lo cogen. Así que el trabajo empieza en nosotros y eso a veces lo hace muy pesado. Y es más fácil tirar la toalla o pensar que es problema de nuestros hijos. Los niños siempre van a intentar tirar de las pantallas y del entretenimiento rápido que estas les ofrecen, en nuestra mano está no ceder y ofrecerles en su lugar una opción mejor: la lectura. Eso sí, al principio van a oponer resistencia.

En mi caso, desde que mis hijos eran pequeños nos hemos preocupado por facilitarles libros como principal opción de entretenimiento. Tener siempre a mano cuentos para ojear les va despertando la curiosidad por los dibujos y los colores.

Aunque como os digo es un trabajo que lleva su tiempo, sí hay ciertas costumbres y acciones que puedes hacer para que tu hijo incorpore el hábito de la lectura.

Leer como opción primera. Como os digo, desde que son pequeños han tenido a su alcance libros de diferentes tipos para que, en el momento que necesitaran entretenerse con otra cosa que no fueran sus juguetes, pudieran optar por la lectura. Además, decidimos limitar el uso de tecnología desde pequeños y no hemos sido de ver la televisión, que siempre se ha guardado en las profundidades del sótano. 🙂 Tengo varios post en mi blog con recomendaciones de lecturas con los libros favoritos de mis hijos según su edad. Lo ideal es acercarles opciones específicas para la etapa en la que se encuentran. Hay muchos autores y sagas que ayudarán a que se enganchen.

La siguiente sugerencia que os daría es que probéis diferentes libros hasta que deis con el que más les gusta. A veces les damos un par de libros, no les gustan y pensamos que es que no les gusta leer. Pero en realidad, lo que no les gusta es la historia de ese libro. Esto me ha pasado con Leo y con Teo. Recuerdo que a Leo al principio le costaba engancharse a los libros. De hecho, pensé que no se iba a enganchar como Mia. Falsa alarma. Fue encontrar «Los Futbolísimos» y comenzó a engancharse a la lectura. Ahora muchos días me lo encuentro dormido con el libro encima de la cara.

Con Teo pasó lo mismo. De verdad que pensaba que Teo no se engancharía. El primer enganche creo recordar que lo tuvo con Bat Pat, con Gerónimo Stilton y libros de super héroes. Totalmente diferente a sus hermanos. Luego tuvo una época en la que sólo se quería leer libros con muchos dibujos y letras grandes. Y ahora, desde que sus hermanos empezaron la saga de de Percy Jackson está ya empezando por el número 3. Y son unos libros gordos, sin dibujos y con letra pequeña. De verdad que creo que todo es acertar y dar a tu hijo lo que necesita leer en cada momento.

Vamos a la biblioteca. Un plan que les encanta hacer es visitar la biblioteca, tener la libertad de elegir entre tantos títulos les motiva a llevárselos a casa y leerlos. Es un plan que solemos hacer todos juntos o como special time con cada uno. Os aseguro que ellos lo disfrutan tanto como ir a una tienda de juguetes. Y cuando vuestros hijos leen tanto, es un ahorro importante de dinero. ¡Os lo aseguro!

Haz el tiempo de lectura un ritual diario. Como familia hemos creado un momento especial que solemos hacer los fines de semana cuando nos reunimos en el salón todos juntos a leer, es como nuestro “salón de lectura” particular en el que durante unos minutos cada uno se sienta tranquilo a leer el libro que más le apetece. Es un tiempo en el que ellos se relajan y disfrutan de sus libros sin presión y nosotros nos despejamos haciendo lo mismo. Igualmente, por la noche, en la cama, tienen la costumbre de leer. Y bueno, durante la tarde encuentran sus huecos. Es que como os digo ¡les encanta! Y hasta riñen porque se leen el mismo libro a la vez y se enfadan por a quién le toca. 🙂

Lee tú. Los hijos son el espejo de los padres, replican todas nuestras acciones. Por eso, si desde pequeños ven que tú disfrutas de un buen libro ellos intentarán imitarte y también lo harán. Si por el contrario su referente que eres tú está todo el día con el móvil o la tele es muy difícil o imposible que puedas exigirles que se enganchen a la lectura.

Para terminar os invito a que propongáis a vuestros hijos introducir ellos mismos ese nuevo hábito como si de un reto se tratase. Pueden hacer un seguimiento en sus mini ME TO-DO e ir viendo si lo cumplen o no. En la página de horario de la semana tienen un espacio para hacer un seguimiento de aquellos nuevos hábitos que se propongan. Esta es una forma de enseñarles cómo incorporar un hábito que les ayudará en su visa y que si se lo proponen pueden conseguir cualquier cosa.

Espero haberos ayudado. ¡Gracias por pasaros!

4 comentarios en “Introducir la lectura a los niños

  1. Muchas gracias Belen! En nuestro caso han sido los libros de Agus y los monstruos los que han servido de gancho!

    Un gusto verles disfrutar tanto de los libros! 😍

  2. Muy buena idea, a mí me funciona también leer con él su libro, el lee una página y yo otra. Es un rato que estamos juntos y lo disfruto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *