Hogar

Cheesecake de té matcha y oreo

¡Hola chicas! En el video del viernes, mi amigo Johnny y yo os enseñamos la receta de una Cheesecake de oreo y té matcha sencilla que podéis hacer para esta Navidad. Lo especial de esta tarta, además de su sabor riquísimo, es el color verde mint que conseguimos gracias al té matcha. Muchas me habéis pedido que os deje la receta así que ¡allá va!

Que sepáis que el té matcha además cuenta con múltiples propiedades entre las que se encuentran:
– Gran contenido de antioxidantes.
– Fortalece el sistema inmunitario y ayuda a reducir el estrés.
– Estimula la mente y relaja el cuerpo.
– Ayuda a mantener sanas las arterias y a controlar la hipertensión.
– Ayuda a bajar los niveles de azúcar en sangre.
– Ayuda a controlar la diabetes y a prevenir la fibrosis hepática.

Ingredientes

  • 15 g de gelatina en láminas (yo prefiero en polvo, pero Johnny usó en láminas)
  • 400g de galletas oreo
  • 115g de mantequilla
  • 400g de queso crema mascarpone o philadelphia
  • 80g de azúcar glass
  • 100g de chocolate blanco
  • 400g de nata 35% materia grasa
  • 2 cucharaditas de té matcha

Para decorar:

  • Frambuesas
  • Mini oreo

Elaboración

Lo primero que tenéis que hacer si vais a utilizar la gelatina en láminas es hidratarla en agua fría. Yo os recomiendo usar gelatina en sobre. Es más sencillo y se integran mejor los ingredientes.

Para la base lo primero que tienes que hacer es triturar las galletas oreo. Esto puedes hacerlo con la termomix o introduciéndolas en una bolsa y pasándole el rodillo por encima. Posteriormente, derrite la mantequilla en el microondas unos 20 segundos e incorpórala a las galletas picadas. Esta masa será la base de nuestra tarta, colócala en el fondo del molde bien extendida y déjalo reposar en la nevera mientras hacemos el grueso de la tarta.

Para hacer el grueso de la tarta lo primero es mezclar, con ayuda de unas varillas o una lengüeta de cocina, el queso crema con el azúcar glass. Luego, funde el chocolate blanco en el microondas, en golpes de 15 en 15 segundos para comprobar que no se queme. Incorpora el chocolate a la mezcla de queso.

Después monta un poco la nata. Es solo un poco ya que no tiene que estar muy espesa y una vez montada, añádele la mezcla de queso. Luego prepara un poco de té matcha con agua, disuélvelo haciendo movimientos circulares para que quede sin grumos e incorpóralo a la mezcla.

Posteriormente, derrite la gelatina veinte segundos en el microondas. Un truco para que la gelatina quede sin grumos es mezclarla solamente con una parte de la masa primero. Una vez esté bien incorporada puedes añadirlo al resto de la masa. Ya sólo falta ponerlo en el recipiente con la base de galleta y meterlo en la nevera durante cinco horas.

Para decorar la tarta puedes hacer una buttercream muy sencilla. Monta la nata con el queso crema y un poco de azúcar glass. Para hacer formas un poco más originales, puedes ponerlo en una manga pastelera, si no tienes una puedes utilizar una bolsa cortando una de las esquinitas. Para darle un toque de color, le puedes poner frambuesas y mini oreos. Para servir, te recomiendo sacar la tarta una hora o media hora antes.

Espero que probéis a hacerla y me mandéis fotos. Si ya tenéis una receta de cheese cake que os funciona, simplemente añadir a la masa el té matcha y listo. Si quieres saber cómo puedes decorar la mesa de Navidad con estos colores tan originales para que todo combine, tienes que ver el video que os dejo aquí. Os mando un beso muy grande y nos seguimos viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *