Vida

Viaje a Portugal en familia II

¡Hola! Seguimos con el relato de los post de Portugal. La primera entrega la tenéis en este post. De Fátima, ya anocheciendo, seguimos dirección Lisboa. Llegamos tarde, a eso de las 11 de la noche. Descargamos el coche y llegamos a nuestra nueva casa para los siguientes 9 días. La casa estaba fenomenal también. El barrio no era centro centro pero no estaba lejos. Andando tardabas una media hora. La casa era un bajo de un edificio antiguo. Tenía todas las comodidades y estaba mona puesta. Tenía además una terraza patio con futbolín y manguera incluida que es todo lo que necesitábamos para pasar la ola de calor en Lisboa. Su dueña, Sofía, fue un encanto de mujer. Una bellísima persona. Qué suerte tenemos que siempre nos cruzamos con gente digna de admiración. ¡Hay gente buena por el mundo!

La casa de nuevo la alquilamos por Airbnb y la podéis encontrar buscando: Charming Apartment in Sta Isabel. Si usáis mi enlace os dan 25 euros de crédito y a mí también 15 si reserváis a través de ellos.


Como os decía llegamos en unos de los días más calurosos de los últimos años en la ciudad. Como somos muy inconscientes, oíamos que la gente en Instagram y la familia nos lo decía, pero no le dimos mucha importancia la verdad. ¿Hace calor? Pues mira, el primer día nos lo pegamos en casa descansando, leyendo, yendo al súper… Después de la paliza que nos dimos en Oporto necesitábamos un día así. Al día siguiente nos fuimos de par de mañana al Oceanario.


En el Oceanario estuvimos muy fresquitos. Sólo al salir en busca del coche, que no conseguíamos encontrar, #tipico, nos achicharramos un poco. ☺ La experiencia del Oceanario fue increíble y muy recomendable. La gozamos muchísimo. Es el acuario de interior más grande de Europa. Tiene un diseño espectacular que data de la Expo del ’98 como toda esa parte de edificios que hay en esta zona de la ciudad que se llama Parque de las Naciones. El oceanario tiene un tanque central en torno al que gira parte de la exposición donde conviven miles de especies marinas. Es precioso ver a los animales. Está todo perfectamente explicado. Hay un documental para conocer sobre los océanos y la importancia que tienen en nuestra vida que es precioso. Sales muy concienciada sobre la importancia de cuidar los océanos y hacerlo mediante gestos diarios tan sencillos como no generar tanta basura, limitar el consumo de plástico y agua, reciclar… Nuestros hijos lo pasaron bomba. Una experiencia totalmente recomendables para niños y adultos.


Otro de los días de la ola de calor, decidimos irnos a Sintra. Allí no anunciaban altas temperaturas. Nos pegamos el madrugón para ver si no cogíamos tantos turistas pero al llegar estivimos unas dos horas, #sinexagerar, intentando llegar a la zona de los palacios sin éxito.

Así que mi primer consejo, en el caso de que vayáis en coche, es que lo aparquéis en unas explanadas que hay antes de entrar en Sintra. Parece un lugar un poco alejado pero en seguida veréis unos autobuses públicos que son los que te llevan a toda la zona a explorar. No intentéis ir en coche, de verdad, es un lío y ni los locales se aclaraban para indicarnos porque cada uno nos decía una cosa.

Lo de Sintra es fuera de lo normal. Si os gusta, planead más de un día en esta ciudad. Hay tantísimas cosas para ver que en un día es inabarcable. Y si vas con 4 niños ya ni os cuento. Nos lo tomamos con calma, después de la frustración inicial con la que comenzamos el día. Primero fuimos al Palacio de la Quinta da Regaleira. Las comentarias nos lo habían recomendado mucho para los niños. Es un lugar curioso, una extensión de vegetación, laberintos, miradores, escaleras, lagos, pozos, túneles, escondites… Y un palacio enigmático… Fue construido por un millonario que quería crear un lugar así con mucho símbolo propio de la masonería, la orden de los templarios y de la alquimia.

Dicen que está inspirada también en la Divina comedia de Dante y que las cuevas y colinas hacen referencia a las dificultades del mundo y la bajada al infierno. La cuestión es que es un lugar que, según como se mire, da un poquito de miedo. Lo de bajadas al infierno no lo sé pero lo que sí que os digo es que nada más llegar, Teo se cayó a una poza enterito. Y aquí otra advertencia: por encima de las pozas de agua se crea una especie de alfombra verde que son plantas pero que da la apariencia de ser suelo firme. Eso le pareció a Teo y a un par más de personas que vimos luego en otros puntos del jardín.

Nuestra silleta a modo tendedero


Así que al pobre Teo le pusimos un jersey extra grande de Mia y unos calzoncillos que llevábamos de repuesto de Max y se tiró el resto del día así vestido. Daba gracia vernos. La gente me imagino que se habría sorprendido al ver a un niño en calzoncillos ☺ ☺ pero Teo no se quejó en todo el día.

En La Regaleira lo pasamos genial. Los chiquis se metían por todos los rincones habidos y por haber. Es muy entretenido para ellos.


Después nos fuimos a comer a un sitio en el que caímos sin más. Intentamos antes unos que nos recomendasteis vosotras pero no nos atendían. Comimos genial por muy buen precio.

Cuando ya estábamos más pensando en cómo volver al parking, de repente nos montamos en un autobús y el conductor nos dijo que iba al Palacio da Pena. Es otro de los obligatorios. Llegamos al palacio al atardecer. Íbamos muy justos de tiempo para ver todo aquello. De nuevo, Nacho se adelantó a por los tickets y conseguimos pasar toda la cola por llevar a un niño de 2 años. ¡Bendito Max! You are the boss! Eres nuestro JEFE! ☺ Gracias a eso pudimos ver el palacio. Si no, no hubiera dado tiempo con la cola que había. Fuimos los últimos además que dejaron entrar en una de las salas del palacio donde había unas vistas así de bonitas.



El palacio nos pareció muy chulo. Te empiezas a remontar al pasado, a imaginarte cómo vivían y es una pasada. El palacio está dentro de unos jardines increíbles que estaban cerrados cuando estuvimos.


Había más monumentos para visitar en esta ciudad como el Palacio Nacional de Sintra, Castelo dos Mouros, Convento dos Capuchos, Palacio de Monstserrate y Cabo da Roca, de vuelta a Lisboa.

Una vez sorteada la ola de calor, comenzamos a hacer turismo en la ciudad. Lisboa nos ha encantado. No tenía una imagen previa de qué esperar. Mi parte favorita los edificios cubiertos de azulejos. Qué preciosidad de arquitectura. Es una ciudad con mucho encanto y con muchos rinconcitos que descubrir.
Para situaros un poco, Lisboa tiene 4 barrios principales.

Alfama: Es el antiguo barrio de pescadores, una zona llena de cuestecitas, calles empedradas y estrechas y colorido. Dicen que es donde se originó el Fado que es la música típica portuguesa. Es una música melancólica. Nosotros es el primero que visitamos. Fuimos directos a la Feira da Ladra, un mercadillo callejero de reliquias y curiosidades de poco valor. A nosotros no nos pareció que mereciera la pena. Hay algún puesto de artesano pero prima gente que saca objetos antiguos y malgastados de su casa para sacar unas monedas. Sin embargo, la visita nos metió en el ambiente de la ciudad, y pudimos experimentar las colinas de Lisboa. ☺ Llegar nos costó los suyo con cuatro niños y una silleta.


Al lado del mercado está el Panteón de Lisboa y desde allí puedes ver un poco la ciudad. Pero para vistas bonitas por toda esta zona hay varios miradores, como el Mirador de Santa Lucía. Nosotros no llegamos a acercarnos. Con niños tienes que hacer muchas renuncias. Cada vez que andábamos 5 minutos, parábamos unos 20 para lo que fuera: desde saltar unas escaleras, subirse a un muro, tomar agua, cambiar un pañal, mirar un edificio, corretear… Entonces nuestros días daban para lo que daban. Eso sí, no los cambio por nada.


Del Panteón bajamos andando por las cuestas. También había disponibles unos tuc tuc que te llevan por la ciudad y que abundaban especialmente en esta zona con tanta cuesta. Algunas de vosotras nos recomendasteis cogerlos pero no lo hicimos finalmente. Esa es una buena opción para gente que no quiera o pueda en un momento dado caminar. Nosotros nos perdimos un poco más por el barrio. En otra situación me hubiera encantado perderme literal por las cuestas, pero con los niños y el calor era inviable. Hay rincones muy bonitos, muchísimos restaurantes típicos y lugares geniales para tirar buenas fotos. En nuestra bajada entramos también en la catedral de La Sé donde recuerdo que nos encontramos con una familia de comentarias.


Comimos ese día en un lugar muy recomendado: O Eurico. No voy a decir que está mal porque no es así, pero desde mi punto de vista y paladar, está un poco sobrevalorado. Había mucha cola para comer fuera. A nosotros nos daba igual dentro que fuera: queríamos que los niños comieran así que dentro nos sirvieron en seguida. Pedimos de todo un poco entre bacalao, pollo y no sé qué más, la verdad. De postre su tarta de galletas que esa sí nos gustó mucho.


Independientemente de lo rica o no de la comida, el precio está bien y estuvimos súper a gusto dentro. Tenía a una comentaria sentada en la mesa de al lado y a otra familia de nuestra tierra al otro lado. Repusimos fuerzas y hablamos con ellos que nos descubrieron varias cosas entre ellas la que nos cambió bastante el planteamiento del viaje:

Los autobuses Yellow Bus. De esta manera fue cómo pudimos conocer la ciudad sin tener que ir andando a todas partes y entender fácilmente las zonas y un poco más de la historia de Lisboa. “Pero, Belén: ¿No habías mirado lo del transporte en Lisboa?” “No, hijas, ya os he dicho que no me había preparado mucho el viaje.” ☺ ☺ El primer día habíamos ido desde nuestro barrio, La Estrela, en coche y con ayuda de mi abuela, que está en el Cielo, encontramos una plaza de parking en un aparcamiento céntrico. No os cuento más detalles de esto porque nuestras aventuras son interminables. ☺ Lo que sí que os voy a contar es que después de comer en O Eurico, nos fuimos al parking que estaba al lado y nos echamos todos la siesta. Jajajajajajajajja! (De esto no hay foto)

Volviendo al Yellow Bus, después de la información que nos dieron nuestros paisanos, nos fuimos a la Plaza de Comercio a conseguir más información. La chica que nos atendió de la compañía no era maja, era súper maja y en seguida nos explicó todo, nos hizo la vista gorda y sólo nos cobró a los padres y a Mia. ☺ Cogimos un pase de 48 horas de los 2 autobuses (azul y morado) y derecho al tranvía amarillo. La verdad que todo ahorrillo que hicimos nos vino bien porque os cuento que no es barato viajar en familia. Por si no lo sabíais. Jajajajajja. Al final en tienes que pagar por cada monumento que visitas y generalmente multiplicas por 5 (maxito se suele librar) y cada cosa que comes es por 6: un helado x 6, una comida x 6, etc. Así que os recomiendo que ahorréis durante el año porque volvéis pelados. Jajajajjajaja.

El primer día hicimos la ruta azul que cogimos en la plaza Figueroa que es muy bonita. Recorrimos media ciudad con auriculares y enterándonos de todo un poco. De nuevo, era el último autobús del día e íbamos nosotros y dos personas más. Cogimos los mejores asientos arriba del autobús y marchamos. Después de todo el día sin parar nos supo a gloria que alguien tirara por nosotros.

La verdad es que nos metimos unas jornadas maratonianas en Lisboa. Salíamos de casa tarde porque disfrutamos muchísimo del desayuno en familia, pero de 11 no volvíamos a casa hasta las 9. Son muchas horas de turismo. Maxito algún día lo acusó un poco porque a él si que le rompimos más los esquemas.


Seguimos con los barrios que me descentro. ☺

Barrio Alto y Chiado: El Chiado es un barrio entre la Baixa y el Barrio Alto que tiene un toque más entre bohemio y lujoso. Cuentan que era lugar de residencia de poetas y literatos; con mucha vida intelectual. De hecho en una de sus calles hay una estatua de Fernando Pessoa, un poeta y escritor portugués, considerado uno de los más brillantes e importantes de la literatura mundial y, en particular, de la lengua portuguesa.

Este día lo pasamos junto con nuestra amiga Cristina Mitre que vive en el barrio desde hace 4 años. Fue un día inolvidable. Conocimos todos los entresijos del barrio y de la ciudad y tomé una decisión, gracias a Cristina, que espero que vea la luz próximamente. Fuimos súper guiados en las visitas cosa que agradecimos. Por un día nos pudimos relajar del mapa y la guía.

Os recomiendo que os perdáis por las calles: Plaza Luis de Camoes, R. Garret (llena de cadenas conocidas, la librería más antigua del mundo Livraria Bertrand y alguna local chula), iglesia de san Roque, las vistas desde el mirador de san Pedro de Alcántara (ver a continuación) y seguir hacia arriba por la Rua Dom Pedro V hasta la Plaça do Principe Real. Por esta calle hay tiendas más exclusivas de ropa. Merece la pena entrar a verlas. Justo en frente de la Plaça do Principe Real hay un Shopping Mall que se llama Embaixada que me pareció ideal.


Baixa: Esta zona es el corazón del Lisboa. Situado entre Alfama y Chiado tiene una historia muy interesante. El 1 de noviembre de 1755, día de todos los santos, Lisboa sufrió un terremoto con varias fases y muy violento que causó miles de muertes (se estima entre 60,000 y 100,000) y grandes destrucciones en la ciudad. El seísmo fue seguido, 40 minutos después, de un tsunami y un incendio, iniciado en su mayor parte por las velas encendidas en recuerdo a los difuntos en las iglesias, que provocaron la destrucción casi total del Lisboa.

Entonces reinaba en Portugal José I. Su primer ministro Carvalho e Melo, marqués de Pombal, eminentemente práctico, comenzó a diseñar un plan para reconstruir la ciudad: manzanas grandes, calles rectilíneas y amplias avenidas fueron los lemas de la nueva Lisboa. Y esto dio lugar a la Baixa que podemos admirar hoy y que también se conoce como Baixa Pombalina.


Es una zona muy estructurada y fácil de caminar. Encontrarás plazas con mucha vida como la Praça de Comercio con salida al Duero, Praça Rossio (visitad el edificio de su estación), Praça Figueira (donde se sale con el Yellow Bus), Praça dos Restauradores… Ahí me recomendación es que te pierdas por las calles. La Avenida de la Libertad es una avenida muy amplia y majestuosa, que te puede recordar un poco a la Castellana de Madrid, que está llena de tiendas de lujo y aceras de mosaicos en blanco y negro. El empedrado en zigzag negro y blanco es típico portugués y lo podréis ver en varios puntos de la ciudad. También está la calle peatonal Rua Augusta con algún que otro espectáculo callejero. Podéis aprovechar para subir al elevador de santa Justa (tenéis pase gratis con el ticket del Yellow Bus)

Belém: El barrio que lleva mi nombre. ☺ Está un poco más alejado del centro pero con el Yellow bus llegáis. Este barrio es de donde partían los exploradores portugueses para explorar el mundo. En esta zona hay varios monumentos para ver.
El más impresionante para mí: el Monasterio de los Jerónimos. Madre mía! Es una auténtica locura las dimensiones que tiene. De nuevo tuvimos mucha suerte de no tener que hacer la interminable cola para adquirir las entradas gracias a Maxito. Si no llegamos a entrar así, no sé si hubiéramos podido aguantar esa cola con los cuatro. El interior es impresionante y está lleno de historia.


Se mandó construir por el rey Manuel I para conmemorar el regreso de la India de Vasco de Gama. Se fundó en 1514 y fue ampliándose y modificándose hasta el sXX. En 1983 fue declarado patrimonio de la Humanidad por la Unesco El estilo que le define es uno que se ve mucho en la ciudad que es el estilo manuelino precisamente en honor a este rey. Se caracteriza por mezclar motivos del gótico tardío y del renacimiento.Dentro están las tumbas del navegador Vasco de Gama y del poeta Luis de Camoes.


Cerca del monasterio está la Torre de Belém y el monumento a los Descubrimientos que simboliza la era de las exploraciones portuguesa. Nosotros estos monumentos los vimos desde lejos porque hacía bastante calor y había mucha cola. Todos estuvimos de acuerdo en que verlos desde lejos lo dábamos como bueno. ☺

En esta zona y en toda la ciudad, o más bien, en toda Portugal, o al menos en la parte que nosotros visitamos, os vais a encontrar con unos dulces que se llaman pastéis de Belém. Son unas tartaletas de crema tostadas por arriba. Son muy ricas y definitivamente os recomiendo probar. Nosotros ya os he dicho que somos más de chocolate que de crema, pero no les hicimos feos a estos pastelitos.

De ahí nos fuimos al museo MAAT en ese entorno tan bonito con el puente del 25 de abril y el Cristo Rey de fondo.


Había varias exposiciones y nos recomendarlo una para niños. Los niños en los museos lo pasan bien siempre que entiendan lo que están viendo o lo lleven a su terreno. Había una exposición sobre una antigua central eléctrica. Estaba chulísima con maquinaria antigua y sonidos y luces que reproducían el proceso desde que se quemaba el carbón hasta que se creaba la electricidad. No me preguntéis mucho porque me parece complejísimo el tema. ☺ De ahí llevaba a unas salas donde explicaba cómo se transmite la electricidad mediante juegos especiales para niños. Tipo esos circuitos que hacíamos en el cole para que se encendiera la bombilla pero en sofisticado y en mil versiones. Además había un vídeo con juegos parae educar a los niños en la seguridad en torno a la electricidad. Estuvo divertidísimo. Los niños lo pasaron genial y nos refugiamos del calor durante un par de horas.


Recuerdo que ese día comimos en un restaurante sencillo que nos encantó. Estaba anexo a una cadena de tiendas que veréis en la ciudad de las empresas conserveras portuguesas. Se llama Loja das Conservas (rua Arsenal, 130). El restaurante era parte de la tienda. Esperamos un rato para comer porque el sitio es pequeño. La comida estaba absolutamente deliciosa. Os lo recomiendo. En la tiendita aprovechamos para comprar latas de sardinas y atún que envasan en unas latas de diseño súper originales. No dejéis de entrar en esta tienda.

Maxito dormido en mis piernas después de comer
La mesa del restaurante que fotografié para coger ideas.

Hasta aquí os he resumido a grandes rasgos lo que podéis ver o lo que nosotros llegamos a ver. Tengo alguna otra recomendación que os dejo a continuación:

– La mejor heladería del mundo: Nannarella. Para mí el mejor helado que he probado nunca. Fuimos varias veces en su busca y captura. ☺ Es una tiendita pequeña que estaba cerca de donde estábamos alojados nosotros (barrio de la Estrela) donde siempre encontramos cola para pedir. Yo pedía el de caramelo con flor de sal. Lo siento, no puedo recordarlo porque me entran muchas ganas de tomarme uno. ☺

– Montarse en tranvía: Si cogéis el Yellow bus podéis usar un par de tranvías que recorren la ciudad. Uno de ellos, el 28, conectaba nuestro barrio con el centro y nos venía fenomenal. Es una experiencia muy cuca que te lleva a recorrer las zonas más castizas de la ciudad.

– Evitad ir en coche al centro. Nosotros después de un rato encontramos parking pero están muy solicitados.

– Perdeos por las calles y meteros en todos los rincones que os inviten a curiosear. De repente te encuentras con grandes tesoros donde menos te lo esperas. Disfrutad del color rosa de muchos de los edificios ligado a la época republicana portuguesa.

– Tened en cuenta, en caso de tener algún impedimento físico, Lisboa es una ciudad llena de cuestas. Como decía más arriba hay unos cochecitos disponibles en la ciudad que te llevan por los lugares principales. Si vas con niños y silletas, ya sabes qué esperar. ☺ Pero si la #balamodafamily pudo, tú también.

Para saber más de Lisboa he encontrado este post que destaca varios puntos importantes de la ciudad y que está francamente bien y también este post de mi amiga á Cris que vive allí y sabe de todo.

Llegados a este punto, me faltan un par de excursiones de día que hicimos desde Lisboa. Si os parece lo dejo para el último post, ¿vale?

23 comentarios en “Viaje a Portugal en familia II

  1. Wauuuuuu!! Toma post!!! Una autentica guia de viaje!! Aunque tengo que confesarte que ahora estoy repasando tu post y tu video de la escapada con Mia a Paris. Es que en 7 semanas nos vamos a pasar 7 dias alli, tengo tanta ilusion acumulada, que no se por donde empezar a devorar esa fantadtica ciudad!!!

  2. Magnífico post Belén, super bien explicado y con todos los detalles. Mientras lo leía he recordado mi paso a paso por esa maravillosa ciudad que me enamoró. Las fotos me han encantado… un saludo

  3. Me encanta el post Belem! Y como siempre es bueno dejar de ver algo para poder volver en el siguiente viaje tendréis que visitar el Castello de san Jorge. Se llega con el tranvía amarillo 🚋 y las vistas son impresionantes. Bueno es que podría tirarme joras hablando de Portugal por que me encanta 😊. Valoro mucho tu post por que está muy bien contado y te lo dice una enamorada del país vecino.

  4. Yo he estado varias veces en Portugal y me gusta mucho!!! Y me encanta su idioma! En Lisboa estuve con mi familia hace un año justo! Y me gustaría muchísimo!!! He estado en todo lo q has puesto Belen!!! Y son lugares con mucha magia y un encanto especial!!! Quiero volver en cuanto pueda😜 Tengo un blog en el q puse un pisto hablando de Lisboa! Creo q me quedo muy chulo😉☺️ Si te apetece entra a leerlo! Me encantaría Belén!!!!🤗 http://Www.comoundiario.es😘

  5. Hola belen!!! Precioso el posto!! Yo he estado varias veces en portugal porque me encanta ese pais! En lisbos estuvimos hace como…un año y es precioso.visitamos casi todos los lugares q tu has mencio ado y es a cual mas especial y bonito.es un sitio para mi!!! Con mucha magia.quiero.colver cuando pueda. Tengo un blog en el q tengo un post hablando de lisboa.por si le quietes echar un ojillo😊 me encantaria!! http://Www.comoundiario.es 😘😘

  6. Belen genial Todó que bien redactas rus experiencias en Portugal.
    Es un viaje que tengo pendiente y tus vivencias me han convenció.

    este proximo verano Portugal si o si.

    Eres encantadora, mil gracias
    Rosa

  7. Portugal es IMPRESIONANTE!!!!
    A mí me encanta, pero contigo es más bello aún si cabe.
    Tu descripción es perfecta, más útil que cualquier guía turística.

    😉👌🏽 Cristina

  8. Súper posta Belén! Me alegro que os gustara Sintra y en especial la Regaleira ❤️. Sois un súper equipo como familia !!! Me encanta vuestra forma de descubrir el mundo juntos!

  9. Hola Belen. Siempre veo tus videos en youtube, te sigo en Instagram y leo tus blogs, la verdad es que estoy enganchada a la Balamoda Family. El viaje a Portugal increíble, como todos los que hacéis. Haces que nos transportemos a esos lugares, como si hubiera viajado yo también a esos lugares que visitáis. pocas veces comento, porque suelo verlo en momentos libres qeu tengo en el trabajo. Trabajo ininterrumpidamente y desayuno y como delante del ordenador y pegada al teléfono. Cuando llego a casa tengo tanto por hacer que no me da tiempo.

    Hoy he querido comentar, decirte que sigas así, que no te desanimes porque nos desanimaremos nosotros, nos inspiras y animas todos los días y por ello Gracias a toda Balamoda Family Besos.

  10. Belén, te sigo desde hace varios años! Dios, pero como pasa el tiempo y estaba esperando con ansías este post porque este verano mi esposo, mi hija Carolina (Ruth la otra hija no fue porque estaba terminando su estadía de dos años en Alemania en la Uni) y yo nos fuimos a los Angeles, Las Vegas y San Diego y por supuesto seguí tu itinerario de los Angeles. Sabías que mucha gente no conoce la zona de los canales? Así que el próximo destino será Portugal que no conocemos y queremos ir desde hace tiempo.
    Si un día vienes a México con gusto te puedo recomendar lugares para que visites dependiendo de la ciudad que vayas.
    Gracias por sacarme una sonrisa y el solecito de Max que es una delicia verlo.

    Saludos tere_borja

  11. Me ha encantado que bien explicado y con ese entusiasmo vital que tienesValoro mucho tu esfuerzo creo q copiare y lo usare de guia cuando vaya xq no creo q tarde tengo muchas ganas y ahora mas.Gracias por tu tiempo😘

  12. Fantástico Belen, nosotros fuimos a Lisboa hace algunos años y a mi particularmente me enamore, con las recomendaciones tan detalladas que nos hace no dudare en repetir. Sintra, no nos dio tiempo de visitar porque fuimos con los niños ademas de Oceanario y kidzania en lisboa, es una ciudad en pequeña escala parecido a la Micropolis que hay en Madrid. Así que en el próximo viaje nos tocara visitar mas lugares.
    gracias

  13. Muchas gracias por el post!! Todo un relato de un viaje, casi como un vídeo!.
    Este puente del Pilar me dejó a las dos mayores en casa y me voy con mi marido y mi bebé a Lisboa y quería preguntarte si consideras que se puede ir con silleta o mejor me llevo el portabebe….y otra cosa: nos podrías proponer un look para ir cómoda a visitar la ciudad???
    Un abrazo enorme!

  14. Qué gran post!! Casi como un vídeo. Muchas gracias por compartirlo.
    Dentro de unos días voy a viajar con mi marido y mi bebé a Lisboa…me encantaría que nos aconsejaras un look para ir cómoda a un viaje de este tipo.
    Un abrazo enorme!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *